¿Vendiendo su casa? Dele el precio adecuado desde el comienzo

Selling Your House? Price it Right Up Front | Keeping Current Matters

En el mercado actual, donde la demanda está superando el suministro en muchas regiones del país, el precio de la casa es uno de los mayores desafíos que enfrentan los profesionales en bienes raíces. A menudo los vendedores quieren poner un precio más alto que el recomendado y muchos agentes concuerdan con esa idea para mantener felices a sus clientes. Sin embargo, los mejores agentes se dan cuenta que decirle la verdad al dueño de la casa es más importante que hacer que le caiga bien al vendedor.

No hay un “después”

Los vendedores a veces piensan que, “Si la casa no se vende por este precio, lo puedo bajar después”. Sin embargo, las investigaciones demuestran que las casas que experimentan una reducción en el precio que piden, se quedan en el mercado por más tiempo; vendiéndose en última instancia por menos que las casas similares.

John Knight, ganador del premio ‘University Distinguished Faculty Award de Eberhardt School of Business at the University del Pacifico, en realidad hizo una investigación sobre el costo (en tiempo y dinero) para el vendedor que pone un precio alto desde el comienzo y que después baja el precio. En su artículo, el precio que se pide, el tiempo en el mercado y el precio final de la venta publicado por Real Estate Economics reveló que:

“Las casas que experimentaron una revisión del precio se vendieron por menos. Entre más grande la revisión, más bajo el precio por el que se vendió; entre más tiempo estuvo en el mercado, más bajo el precio final de venta”.

Además, el enfoque “yo puedo bajar el precio después” puede pintar una imagen negativa en la mente de los compradores. Cada vez que ocurre una reducción en el precio, los compradores naturalmente pueden pensar que, “algo debe estar mal con esa casa”. Entonces cuando un comprador hace una oferta la hacen baja porque ellos ven al vendedor como “muy motivado”. Poner el precio adecuado desde el comienzo eliminara estos desafíos.

No de “espacio para negociar” en el precio.

Muchos vendedores dicen que ellos quieren poner un precio alto en la casa para tener “espacio para negociar”. Pero, lo que eso realmente hace es que baja el número de compradores potenciales que ven la casa. Y nosotros sabemos que limitar la demanda de esta forma va a afectar negativamente el precio de venta de la casa.

¿No está seguro en cuanto a esto? Piénselo de esta manera: Cuando un comprador está mirando una casa en línea (como lo están haciendo más a menudo) Ellos ponen el rango de precio deseado. Si su vendedor está considerando en vender su casa por $400,000 pero la pone a la venta por $425,000 para dejar “espacio para negociar” cualquier comprador potencial que busca en el rango de $350K-$400K ¡ni siquiera sabrá que su casa está disponible, mucho menos vendrá a verla!

Una estrategia mejor podría ser ponerle el precio correcto desde el comienzo y a traer ofertas múltiples. Esto obliga estos compradores a competir contra los otros por el “derecho” de comprar su casa.

Véalo de esta forma: Si usted solo recibe una oferta, usted se pone en una posición de confrontación contra el posible comprador. Sin embargo, si usted tiene ofertas múltiples, usted tiene dos o más compradores peleando por complacerlo a usted. ¿Cuál va a resultar en una mejor situación para la venta?

El precio es correcto

Fijar el precio bien se resume en verdaderamente comprender la dinámica de bienes raíces en su vecindario. Busque un agente que tome el tiempo para explicar simple y efectivamente lo que está sucediendo en el mercado de la vivienda y como aplica a su casa. Usted necesita un agente que le diga lo que usted necesita saber en vez de lo que usted quiere oír. Esto lo pondrá a usted en la mejor posición posible.