Lack of Inventory Challenging Many Housing Markets | Simplifying The Market

La falta de inventario está desafiando a muchos de los mercados de la vivienda.

Entrando en el mercado de la primavera de la vivienda de 2016, el mayor reto que tiene la industria de bienes raíces es la falta de inventario disponible de viviendas para la venta. Aquí hay unos cuantos expertos y sus opiniones sobre el tema:

David Crowe, Economista principal de la Asociación Nacional de Constructores:

“Muchos vendedores tal vez no tengan una decisión firme en cuanto a si comprar una casa ya existente o una casa nueva. Así que el inventario bajo de casas ya existentes los está manteniendo en un sitio”.  

Ralph McLaughlin, Economista principal con Trulia:

“Estamos en una época de escasez de inventario, lo que es una buena noticia para los vendedores porque ellos probablemente se enfrentarán a ofertas múltiples debido al poco inventario que hay… los compradores se enfrentaran a muchas otras personas y contra la escasez del suministro de casas ya existentes”.

Lawrence Yun, Economista principal con NAR:

“Los compradores por primera vez en áreas de alta demanda continuarán presentándose a situaciones donde su oferta es superada por los compradores con efectivo o inversionistas. Sin un muy necesario impulso de casas nuevas y ya existentes para la venta en su rango de precio, su camino hacia el ser propietario de casa será cuesta arriba”.

Fitch Ratings:

“Un asunto importante que ha refrenado las ventas y los inicios de construcción es el inventario. Sobre una base absoluta, el inventario no se ha expandido tanto como en recuperaciones pasadas, llevando a menos selección para los compradores. Esto es especialmente cierto para las ventas de casas ya existentes, pero es evidente para la construcción de viviendas nuevas también. Cuando se trata del inventario de la vivienda en Estados Unidos, más es mejor”.

Jonathan Smoke, Economista principal para Realtor.com:

“El incremento en las ventas está resultando en un continuo suministro apretado – medido por NAR para cuatro meses en enero. Para usted que no es economista, esa métrica mide el número de meses que puede tomar el vender el inventario actual de casas disponibles para la venta, al ritmo actual. ¿Entiende? Las casas para la venta para seis a siete meses se le considera normal; cuatro meses es un poco loco”.