Is Getting a Home Mortgage Still Too Difficult? | Simplifying The Market

¿Sigue siendo demasiado difícil obtener un préstamo hipotecario?

No cabe duda que la disponibilidad del crédito hipotecarios se está expandiendo, lo que significa que es más fácil financiar una casa hoy que el año anterior. Sin embargo, el mercado hipotecario es aún mucho más estricto de lo que fue antes del auge en la vivienda y el colapso entre 2003 a 2006.

El Housing Financing Policy Center en el Urban Institute acaba de publicar datos que revelan dos razones para las normas de crédito excepcionalmente altas:

  1. Los prestamistas poner restricciones adicionales en los prestamos debido a las preocupaciones que se verán obligados a la recompra de préstamos fallidos de las empresas patrocinadas por el gobierno o la Administración de vivienda Federal (FHA por sus siglas en inglés).
  2. La preocupación por posibles litigios por prestamos imperfectos.

¿Cuál ha sido el resultado de estas preocupaciones?

6.3 Millones de hipotecas de menos

El informe del Policy Center paso a decir:

Fue tan difícil obtener una hipoteca en 2015 que los prestamistas no hicieron alrededor de 1.1 millones de hipotecas que ellos podrían haber hecho, si normas razonables sobre los prestamos habían estado vigentes. Desde 2009 a 2014, los prestamistas no hicieron alrededor de 5.2 millones de hipotecas gracias al crédito demasiado estricto. En total, los prestamistas podrían haber emitido 6.3 millones de hipotecas adicionales entre 2009 a 2015 si las normas sobre los prestamos habían sido más razonables”.

En una entrevista con DSNews, Laurie Goodman y Alanna McCargo del Policy Center explicaron con más detalle:

“Nuestro Índice de disponibilidad del crédito de la vivienda (HCAI por sus siglas en inglés) * mide la probabilidad que los prestatarios de hipotecas no pagaran esa hipoteca por 90 o más días, a lo que nos referimos como el riesgo de incumplimiento. Esta medida indica que la probabilidad de incumplimiento aumento del 12 por ciento en 2001 a su máximo de 16.5 por ciento a finales de 2005/comienzos de 2006, antes de disminuir al nivel actual del 5 por ciento. Dicho de otra manera, los prestamistas están actualmente tomando menos de la mitad del riesgo con el crédito de lo que ellos estaban tomando en 2001, un periodo con normas razonables del crédito”.

El costo para la economía si estamos hacienda menos prestamos…

Goodman y McCargo lo ponen de la mejor manera:

“…menos hogares se convertirán en propietarios de vivienda exactamente en el punto del ciclo de la economía cuando es más ventajoso hacerlo… [Ellos] seguirán perdiendo la oportunidad de crear riqueza. El patrimonio familiar medio para los propietarios de vivienda es de $195,400, con su casa siendo por mucho el activo de mayor valor; el patrimonio familiar medio para los inquilinos es de $5,400… Menos compradores de vivienda potenciales significa que el mercado de la vivienda seguirá recuperándose más lentamente. Al mismo tiempo, menos compradores crean presión en otros beneficios para la economía que trae la compra de una casa como gastos en productos para el hogar y un aumento en los trabajos de construcción”.

En conclusión,

El auge y el colapso del mercado de la vivienda hicieron que muchos proveedores hipotecarios y prestamistas ajustaran sus normas para los préstamos a fin de no repetir el pasado reciente. Eso junto con muchos compradores de vivienda descalificándose a sí mismos antes de solicitar un préstamo, debido al miedo al rechazo, ha llevado a muchos hogares a no convertirse en propietarios de vivienda aún.

*The HCAI (por sus siglas en inglés) mide el porcentaje de los préstamos de compra de una vivienda que probablemente incumplirán – es decir, no pagaran por más de 90 días después de la fecha de pago. Un HCAI bajo indica que los prestamistas no están dispuestos a tolerar incumplimientos y están imponiendo normas más estrictas para los préstamos, haciendo más difícil el obtener un préstamo. Un HCAI alto indica que los prestamistas están dispuestos a tolerar incumplimientos y están tomando más riesgos, haciendo más fácil el obtener un préstamo.