The Impact of Homeownership on Family Health | Simplifying The Market

El impacto de ser propietario de vivienda en la salud de la familia

La Asociación nacional de Realtors recientemente publicó un estudio titulado “Los beneficios sociales de ser propietario de vivienda y la estabilidad de la vivienda”. El estudio confirmo una antigua creencia de la mayoría de los estadounidenses:

Ser propietario de una casa materializa la promesa de autonomía individual y es la aspiración de la mayoría de los hogares estadounidenses. Ser propietario de vivienda permite a los hogares acumular riqueza y estatus social, y es la base para un numero de resultados positivos sociales, económicos, familiares y cívicos”.

Hoy, queremos cubrir la sección del informe que cita varios estudios concentrándose en el impacto que tiene el ser propietario de vivienda en la salud de la familia. Aquí están algunas de las conclusiones principales reveladas sobre este tema en el informe:

  • Existe una relación fuerte entre vivir en una vivienda precaria y una gama de problemas de salud, incluyendo afecciones respiratorias como el asma, la exposición a sustancias toxicas, lesiones y salud mental. Las propiedades con propietarios están por lo general en mejores condiciones que las de los inquilinos.
  • Los resultados revelan que los aumentos en la riqueza de la vivienda fueron asociados con mejores resultados de salud para los propietarios de vivienda.
  • El flujo de ingresos de las personas que recientemente se convirtieron en propietarios de vivienda informaron mayor satisfacción con la vida, mayor autoestima, y una percepción mayor de control sobre sus vidas.
  • Los propietarios de vivienda informaron mayor autoestima y felicidad que los inquilinos. Por ejemplo, los propietarios son más propensos a creer que pueden hacer las cosas tan bien como cualquier otro, y ellos informaron auto calificaciones más altas en su salud física, incluso después de controlarla por factores de edad y socioeconómicos.
  • Los inquilinos que se convirtieron en propietarios no han experimentado un aumento significativo en la satisfacción de la vivienda, pero también obtienen una mayor satisfacción aún en la misma casa en la que residían como inquilinos.
  • Variables de movilidad social, como la situación financiera de la familia y la tenencia de la vivienda durante la infancia y la edad adulta, afectaron la auto calificación de la salud.
  • Los propietarios tienen una ventaja significativa en la salud sobre los inquilinos, en promedio. Los propietarios son 2.5 por ciento más propensos a tener buena salud. Cuanto se ajusta a un conjunto de características demográficas, socioeconómicas, y características relacionadas con la vivienda. La ventaja del propietario es aún mayor, al 3.1 por ciento.

En conclusión,

La gente por lo general habla de los beneficios financieros de ser propietario de vivienda. Y podemos ver que, también hay beneficios sociales en ser propietario de su casa.