Happily Ever Homeowner | Simplifying The Market

Propietario de casa feliz para siempre

Una vez más las parejas casadas dominaron las estadísticas de los compradores de casa por primera vez el año pasado, con un 66 % de todos los compradores, según el Profile of Home Buyers & Sellers (Perfil de los compradores y vendedores de casa). No sorprende que tener dos ingresos para ahorrar el pago inicial y contribuir para los gastos de vivienda mensuales hace que comprar una casa sea más alcanzable.

Muchas parejas están decidiendo utilizar, lo que de lo contrario podrían ser los fondos de boda, como pago inicial de su primera casa. Las parejas no casadas conformaron el 8 % de todos los compradores de casa por primera vez el año pasado. si usted está soltero, no se preocupe. ¡todavía puede comprar la casa de sus sueños! Las solteras representaron el 17 % de todos los compradores por primera vez en 2016, mientras que los solteros representaron el 7 % de los compradores.

Según una encuesta por Wedding Report (El informe de la boda), el costo promedio de una boda en los Estados Unidos a comienzo del año fue de $25,961, lo que equivale al 10 % del pago inicial en una casa con precio promedio.

Un artículo reciente del New York Times encontró que muchos solteros están ahora pidiendo a sus padres que les permitan utilizar el dinero que ellos ahorraron para el día de su boda, para comprar una casa en su lugar.

En el caso de Carrie Graham, una ministra protestante de Austin, TX. Sus padres habían guardado una ‘suma de cinco cifras’ para su matrimonio y estuvieron más que dispuestos a darle ese dinero como pago inicial de la casa de sus sueños. Graham le dijo a The New York Times.

“Comprar la casa no era yo diciendo: ‘yo nunca me voy a casar’ o ‘me voy a casa’. Mi casa propia tenía muchos más beneficios que la plusvalía. Fue un verdadero regalo tener una casa en un vecindario extremadamente deseable en una ciudad que me encanta. Me trajo alegría”.

En conclusión,

Mas y más compradores de casa por primera vez están encontrando maneras de comprar la casa de sus sueños, incluso si eso significa retrasar la boda de sus sueños.