A Look at Housing Supply and What It Means for Sellers | Simplifying The Market

Una mirada al suministro de la vivienda y lo que significa para los vendedores

Uno de los temas de conversación más candentes en el mercado actual de bienes raíces es la escasez de viviendas disponibles. En pocas palabras, hay más compradores potenciales que casas para la venta. Como vendedor, es probable que haya escuchado que la oferta baja es una buena noticia para usted. Eso significa que su casa recibirá más atención, y probablemente, más ofertas. Pero a medida que la vida comienza a regresar a la normalidad, es posible que se pregunte si eso es algo que cambiará.

Si bien puede ser tentador culpar a la pandemia por la escasez actual del inventario, la pandemia no puede llevarse todo el crédito. Si bien hizo que algunos vendedores retrasaran el poner sus casas a la venta durante el año pasado, la verdad es que el bajo suministro de casas se acumuló por años. Demos un vistazo a la causa y lo que depara el futuro para descubrir por qué ahora sigue siendo un buen momento para vender.

¿De dónde vino la escasez?

No es solo la alta demanda actual de los compradores. Nuestro suministro bajo va de la mano con el número de viviendas recién construidas en las últimas décadas. Según Sam Khater, Vicepresidente y Economista Principal de Freddie Mac:

“El principal impulsor del déficit de vivienda ha sido la disminución a largo plazo en la construcción de viviendas unifamiliares».

Los datos de un informe reciente  de la Asociación Nacional de Realtors  (NAR por sus siglas en inglés) cuentan la misma historia. La construcción de viviendas ha estado atrasada con respecto a la norma durante bastante tiempo. Históricamente, los constructores completaron un promedio de 1.5 millones de unidades nuevas de viviendas por año. Sin embargo, desde la burbuja de la vivienda en 2008, el nivel de construcción de viviendas nuevas ha caído (véase la gráfica a continuación):Una mirada al suministro de la vivienda y lo que significa para los vendedores| Simplifying The Market
El mismo informe de NAR detalla el impacto de este ritmo de construcción por debajo del promedio:

“. . . la brecha de subconstrucción en los Estados Unidos totalizó más de 5.5 millones de unidades de vivienda en los últimos 20 años«.  

“Mirando hacia el futuro, con el fin de llenar la brecha de subconstrucción de aproximadamente 5.5 millones de unidades de vivienda durante los próximos 10 años, teniendo en cuenta el crecimiento histórico, la nueva construcción tendría que acelerarse a un ritmo que está muy por encima de la tendencia actual, a más de 2 millones de unidades de vivienda por año…”

Eso significa que, si construimos incluso más casas que la norma de cada año, todavía tomará una década cerrar la brecha de la subconstrucción que contribuye a la mezcla de la oferta y la demanda actual. ¿Significa eso que el mercado de los vendedores de hoy está aquí para quedarse?

Ya estamos empezando a ver un aumento en la construcción de viviendas, lo cual es una gran noticia. Pero las casas recién construidas no pueden cerrar la brecha del suministro que estamos enfrentando en este momento por sí solas. En el informe ‘State of the Nation’s Housing 2021’ (Informe del Estado de la Vivienda 2021) del Joint Center for Housing Studies de la Universidad de Harvard (JCHS por sus siglas en inglés) dice:

“… Aunque es parte de la respuesta a la escasez de las viviendas en el país, la construcción nueva no puede hacer mucho para aliviar las limitaciones de la oferta a corto plazo. Para satisfacer la fuerte demanda actual, deben salir al mercado más viviendas unifamiliares existentes.

Los primeros indicadores muestran que más inventario de casas existentes está en camino.

Cuando observamos las casas existentes, los últimos informes indican que la oferta de vivienda está aumentando gradualmente mes tras mes. Este repunte en las casas existentes en venta muestra que las cosas están comenzando a cambiar. Sobre la base de datos recientes,  Odeta Kushi, Economista Principal adjunta de First American, dice lo siguiente:

«Parece que el inventario existente está empezando a aumentar, lo que es una buena noticia para un mercado de la vivienda que está sediento de más oferta».

Lawrence Yun, Economista Principal de NAR, hace eco de ese sentimiento:

«A medida que el inventario está comenzando a repuntar de manera tan modesta, todavía nos enfrentamos a una escasez de viviendas, pero es posible que hayamos dado un giro«.

Entonces, ¿Qué significa todo esto para ustedes? El hecho de que la vida esté empezando a regresar a la normalidad, no significa que se haya perdido el mejor momento para vender. No es demasiado tarde para aprovechar el mercado de los vendedores de hoy y usar la plusvalía en aumento  y las tasas de interés bajas para su próxima mudanza.

En conclusión,

Todavía es un buen momento para vender. A pesar de que la oferta de la vivienda está comenzando a aumentar, todavía está rondando cerca de los mínimos históricos. Vamos a comunicarnos para discutir cómo puede poner su casa en el mercado ahora y utilizar la escasez del inventario para obtener los mejores términos posibles para usted.