If You’re Selling Your House This Summer, Hiring a Pro Is Critical | Simplifying The Market

Si está vendiendo su casa este verano, contratar a un profesional es fundamental

Puede ser tentador, especialmente con lo candente que ha estado el mercado de la vivienda en los últimos dos años, considerar vender su casa por su cuenta. Pero el mercado actual se encuentra en un punto de inflexión, por lo que es más esencial que nunca trabajar con un profesional en bienes raíces.

Un asesor de confianza en bienes raíces no solo lo mantendrá actualizado y le ayudará a tomar mejores decisiones basadas en las tendencias actuales del mercado, sino que también es experto en administrar los muchos aspectos de la venta de su casa.

Aquí hay cinco razones clave por las que trabajar hoy con un profesional en bienes raíces tiene sentido.

1. Un profesional sigue las últimas tendencias del mercado

Con tasas hipotecarias más altas, los precios de las casas en aumento y un número creciente de casas en venta, el mercado actual de la vivienda está mostrando signos de un cambio hacia niveles previos a la pandemia. Cuando las condiciones cambian, seguir las tendencias y mantenerse al tanto de la nueva información es crucial al vender.

Eso hace que trabajar hoy con un asesor experto en bienes raíces sea crítico. Conocen su área y también siguen las tendencias nacionales. Más importante aún, sabrán lo que estos datos significan para usted y, a medida que el mercado cambie, podrán ayudarle a navegar y tomar su mejor decisión.

2. Un profesional ayuda a maximizar su grupo de compradores

El papel de su agente de traer compradores es importante. Los profesionales en bienes raíces tienen una gran variedad de herramientas a su disposición, como seguidores en las redes sociales, recursos de las agencias y el Servicio de Listado Múltiple (MLS por sus siglas en inglés) para garantizar que su casa sea vista por la mayoría de los compradores. Investopedia explica por qué es arriesgado vender por su cuenta sin la red que proporciona un agente:

“Usted no tiene una relación con los clientes, que otros agentes o una agencia de bienes raíces para traer el mayor grupo de compradores potenciales a su casa. Un grupo más pequeño de compradores potenciales significa menos demanda por su propiedad, lo que puede traducirse en esperar más tiempo para vender su casa y posiblemente no obtener tanto dinero como vale su casa”.

3. Un profesional entiende la letra pequeña

Hoy, más declaraciones y regulaciones son obligatorias al vender una casa. Eso significa que la cantidad de documentos legales con los que necesitará hacer malabares está creciendo. La Asociación Nacional de Realtors (NAR por sus siglas en inglés) lo explica mejor, diciendo:

“Vender una casa generalmente requiere una variedad de formularios, informes, declaraciones y otros documentos legales y financieros… Además, hay mucha jerga involucrada en una transacción de bienes raíces; usted quiere trabajar con un profesional que pueda hablar el idioma”.

Un profesional en bienes raíces sabe exactamente lo que debe suceder, lo que significa todo el papeleo y cómo trabajar de manera eficiente. Le ayudarán a revisar los documentos y a evitar cualquier paso en falso costoso que pueda ocurrir si intenta manejarlos por su cuenta.

4. Un profesional es un negociador capacitado

Si vende sin un profesional, también será el único responsable de todas las negociaciones. Eso significa que tendrás que coordinarse con:

  • El comprador, que quiere la mejor oferta posible
  • El agente del comprador, que utilizará su experiencia para abogar por el comprador
  • La compañía de inspección, que trabaja para el comprador y casi siempre encontrará preocupaciones con la casa.
  • El tasador, que evalúa el valor de la propiedad para proteger al prestamista

En lugar de ir mano a mano con todas estas partes solo, apóyese en un experto. Sabrán qué palancas tirar, cómo abordar las preocupaciones de todos y cuándo es posible que desee obtener una segunda opinión.

5. Un profesional sabe cómo establecer el precio correcto para su casa

Si vende su casa por su cuenta, es posible que supere o subestime su precio de venta. Eso podría significar que dejará dinero sobre la mesa porque le puso un precio demasiado bajo o que su casa se sentará en el mercado porque le dio un precio demasiado alto. Fijar el precio de una casa requiere experiencia. NAR lo explica así:

“Un gran agente de bienes raíces mirará su casa con un ojo imparcial, proporcionándole la información que necesita para mejorar la comercialización y maximizar el precio”.

Los profesionales en bienes raíces conocen los pormenores de cómo fijar el precio de su casa de manera precisa y competitiva. Para hacerlo, comparan su casa con las casas vendidas recientemente en su área y tienen en cuenta la condición actual de su casa. Estos pasos son clave para asegurarse de que esté preparado para moverse rápidamente y al mismo tiempo obtener el precio final de venta más alto posible.

En conclusión,

Ya sea siguiendo las tendencias locales y nacionales, guiándole a través de un mercado cambiante o fijando el precio correcto de su casa, un agente en bienes raíces tiene información esencial en la que querrá confiar durante toda la transacción. No lo haga solo. Si planea vender, vamos a comunicarnos para que tenga un experto de su lado.