A Real Estate Professional Helps You Separate Fact from Fiction | Simplifying The Market

Un profesional en bienes raíces le ayuda a separar la realidad de la ficción

Si está siguiendo las noticias, es probable que haya visto o escuchado algunos titulares sobre el mercado de la vivienda que no dan una imagen completa. El mercado de bienes raíces está cambiando, y cuando eso sucede, puede ser difícil separar la realidad de la ficción. Ahí es donde entra en juego un profesional de confianza en bienes raíces. Ellos pueden ayudar a desacreditar los titulares para que realmente pueda comprender el mercado actual y lo que significa para usted.

Aquí hay tres mitos comunes del mercado de la vivienda que podría estar escuchando, junto con el análisis de los expertos que proporciona un mejor contexto.

Mito 1: Los precios de las casas van a caer

Una pieza de ficción que muchos compradores pueden haber visto u oído es que los precios de las casas se van a desplomar. Esto se debe a que los titulares a menudo usan términos similares, pero diferentes, para describir lo que está sucediendo con los precios. Algunos que puede estar viendo en este momento incluyen:

  • Apreciación, o un aumento en los precios de las casas.
  • Depreciación, o una disminución en los precios de las casas.
  • Y deceleración, que es un aumento de los precios de las casas, pero a un ritmo más lento.

El hecho es que los expertos no están hablando de una disminución en los precios. En cambio, pronostican que la apreciación continuará, solo que a un ritmo desacelerado. Eso significa que los precios de las casas continuarán aumentando y no caerán. Selma Hepp, Economista Principal Adjunta de CoreLogic, explica:

“… las tasas hipotecarias más altas, junto con un mayor inventario llevarán a un aumento más lento de los precios de las casas, pero es poco probable que a disminuciones en los precios de las casas”.

Mito 2: El mercado de la vivienda está en una corrección

Otro mito común es que el mercado de la vivienda está en una corrección. Una vez más, ese no es el caso. He aquí por qué. Según Forbes:

“Una corrección es una disminución sostenida en el valor de un índice del mercado o el precio de un activo individual. En general, se acepta que una corrección es una caída del 10 % al 20 % en el valor desde un máximo reciente”.

Como se mencionó anteriormente, los precios de las casas todavía están apreciando, y los expertos proyectan que continuará, solo que a un ritmo más lento. Eso significa que el mercado de la vivienda no está en una corrección porque los precios no están cayendo. Simplemente se está moderando en comparación con los últimos dos años, que rompieron récords en casi todos los sentidos.

Mito 3: El mercado de la vivienda se va a desplomar

Algunos titulares están generando preocupación de que el mercado de la vivienda es una burbuja lista para estallar. Pero los expertos dicen que hoy no se parece en nada a 2008.  Una de las razones es porque hoy las normas para solicitar un préstamo son muy diferentes. Logan Mohtashami, Analista Principal de HousingWire explica:

“A medida que las conversaciones sobre la recesión se vuelven más frecuentes, a algunas personas les preocupa que los préstamos de crédito hipotecario se vuelvan mucho más estrictos. Esto suele suceder en una recesión, sin embargo, la noción de que los préstamos de crédito en Estados Unidos colapsarán como lo hizo de 2005 a 2008 no podría ser más incorrecta, ya que no hemos tenido un auge crediticio en el período entre 2008-2022”.

Durante la última burbuja de la vivienda, era mucho más fácil obtener una hipoteca de lo que es hoy. Desde entonces, las normas de los préstamos se han restringido significativamente, y los compradores que adquirieron una hipoteca en la última década están mucho más calificados de lo que estaban en los años previos a la crisis.

En conclusión,

No importa lo que esté escuchando sobre el mercado de la vivienda, vamos a comunicarnos. De esa manera, tendrá una autoridad bien informada de su lado que conoce los pormenores del mercado, incluidas las tendencias actuales, el contexto histórico y mucho más.