Why the Forbearance Program Changed the Housing Market | Simplifying The Market

Por qué el plan de aplazamiento de pagos cambió el mercado de la vivienda

Cuando la pandemia golpeó en 2020, muchos expertos pensaron que el mercado de la vivienda colapsaría. Temían que la pérdida de empleos y la incertidumbre económica condujeran a una ola de ejecuciones hipotecarias similar a cuando estalló la burbuja de la vivienda hace más de una década. Afortunadamente, el programa de aplazamiento de pagos cambió eso. Proporcionó un alivio muy necesario para los propietarios de viviendas para que una crisis de ejecución hipotecaria no volviera a suceder. He aquí por qué el plan de aplazamiento de pagos funcionó.

El plan de aplazamiento de pagos permitió a casi cinco millones de propietarios de viviendas recuperarse en un momento en que tener la seguridad y la protección de un hogar era más importante que nunca. Los necesitados pudieron trabajar con sus bancos y prestamistas para permanecer en sus casas en lugar una ejecución hipotecaria. Marina Walsh, Vicepresidenta de Análisis de la Industria de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA por las siglas en inglés), señala:

“La mayoría de los prestatarios que salen del plan de aplazamiento de pagos se están moviendo hacia una modificación del préstamo, un aplazamiento de pagos o una combinación de las dos opciones de renegociación”.

Como muestra la gráfica a continuación, con las opciones de modificación, aplazamiento y establecimiento de un arreglo, cuatro de cada cinco propietarios de viviendas con plan de aplazamiento de pagos hicieron un pago completo o están saliendo con un plan. Ellos pueden quedarse en sus casas.

Por qué el plan de aplazamiento de pagos cambió el mercado de la vivienda | Simplifying The Market¿Qué significa esto para el mercado de la vivienda?

Dado que tantas personas pueden quedarse en sus casas y encontrar alternativas, no habrá una ola de ejecuciones hipotecarias en el mercado. Y aunque han aumentaron ligeramente desde que se levantó la moratoria de las ejecuciones hipotecarias este año, las ejecuciones hipotecarias de hoy todavía no están cerca de los niveles observados en la crisis de la vivienda.

El plan de aplazamiento de pagos no fue el único cambio de juego. Los normas de otorgamiento de préstamos han mejorado significativamente desde que estalló la burbuja de la vivienda, y eso es una cosa más que mantiene bajas las notificaciones de ejecución hipotecaria. Los prestatarios de hoy están mucho más calificados para pagar sus préstamos hipotecarios.

Y aunque la mayoría de los propietarios de viviendas están saliendo del plan de aplazamiento de pagos con un plan, para aquellos que aún necesitan hacer un cambio debido a dificultades financieras u otros desafíos, el nivel récord de plusvalía de hoy les está dando la oportunidad de vender sus casas y evitar la ejecución hipotecaria por completo. Los propietarios de viviendas tienen opciones que simplemente no tenían en la crisis de la vivienda cuando tantas personas debían más en sus hipotecas de lo que valían sus casas. Gracias a su plusvalía y la actual escasez de viviendas en el mercado, los propietarios pueden vender sus casas, mudarse y no tener que pasar por el proceso de ejecución hipotecaria que llevó a la caída del mercado de la vivienda en 2008.

Thomas LaSalvia, Economista Principal de Moody’s Analytics, afirma:

“Hay un exceso de ahorro por ahí, más de 2 billones de dólares… Hay personas que tienen propiedad de esas casas en este momento, que incluso en una recesión, es probable que aún puedan pagar esa hipoteca y no tengan que entregar las llaves. Y no habrá muchas de esas ventas en subasta que ocurrieron en la crisis de 2008”.

En conclusión,

El plan de aplazamiento de pagos fue un cambio de juego para los propietarios necesitados. Es una de las grandes razones por las que no veremos una ola de ejecuciones hipotecarias en el mercado.