The Emotional and Non-financial Benefits of Homeownership | Simplifying The Market

Los beneficios emocionales y no financieros de ser propietario de una vivienda

Con las tasas hipotecarias más altas, es posible que se pregunte si ahora es el mejor momento para comprar una casa. Si bien es importante considerar los aspectos financieros, también hay poderosas razones no financieras por las que puede tener sentido mudarse. Estos son solo algunos de los beneficios que vienen con ser propietario de una casa.

Los propietarios de una casa pueden hacer que su casa sea verdaderamente suya 

Ser dueño de su casa le da una sensación significativa de logro porque es un espacio que puede personalizar según lo que desee. Eso puede traerle felicidad adicional.

De hecho, un informe de la Asociación Nacional de Realtors (NAR, por sus siglas en inglés) muestra que hacer actualizaciones o remodelar su casa puede ayudarle a sentirse más a gusto y cómodo en su vivienda. NAR mide esto con una puntuación de alegría que indica cuánta felicidad traen las mejoras específicas del hogar. Según NAR:

Hubo numerosos proyectos de interiores que recibieron un puntaje de satisfacción perfecta de 10: pintar todo el interior de la casa, pintar una habitación de la casa, agregar una nueva oficina, la restauración de los pisos de madera, pisos de madera nuevos, renovación de armarios, actualización de paneles de aislamiento y conversión del ático a un espacio habitable”.

Y como propietario de una vivienda, a menos que haya requisitos específicos de la asociación de propietarios, generalmente no tendrá que preocuparse por los cambios que puede y no puede hacer.

Si alquila, es posible que no tenga la misma libertad. Y si realiza cambios como inquilino, es muy probable que deba revertirlos al final de su contrato de arrendamiento según su contrato de alquiler. Eso puede agregar costos adicionales cuando se mude.

Las responsabilidades de ser propietario de una vivienda le dan una mayor sensación de logro

No se puede negar que cuidar de su casa es una gran responsabilidad, pero es una de la que se enorgullecerá como propietario. Freddie Mac explica:

“Como propietario de una casa, tiene la libertad de adoptar una mascota, pintar las paredes del color que elija, renovar su cocina y más… Por supuesto, junto con las libertades de la propiedad de la vivienda vienen responsabilidades, como hacer sus pagos mensuales de la hipoteca a tiempo y mantener su casa. Pero como propietario de la propiedad, usted se encargará de su propia inversión”.

No está cuidando una residencia que pertenece a otra persona. El espacio es suyo. Como beneficio adicional, puede obtener un retorno en la inversión por cualquier actualización o reparación que realice.

Ser propietario de una casa puede conducirle a una mayor participación en su comunidad

Ese sentido de propiedad y sus sentimientos de responsabilidad pueden incluso extenderse más allá de las paredes de su hogar. Su casa también le da una participación en su comunidad. Debido a que el propietario promedio permanece en su hogar por más tiempo, eso puede llevarle a tener una conexión más fuerte con su área.  NAR señala cómo eso puede beneficiarle:

“Vivir en un lugar durante más tiempo crea un sentido obvio de orgullo comunitario, lo que puede llevar a una mayor inversión en dicha comunidad”.

Si está buscando echar raíces, ser propietario de una casa puede ayudarle a alimentar un sentido de conexión con el área y los que lo rodean.

En conclusión,

Si está planeando comprar una casa este año, hay increíbles beneficios que lo esperan al final de su trayectoria, incluida la capacidad de personalizar su casa, el sentido de logro que le brinda ser propietario y una mayor conexión con su comunidad. Comuniquémonos para discutir todo lo que la propiedad de la vivienda tiene para ofrecer.